BIODANZA

es un sistema de crecimiento personal orientado al estudio y fortalecimiento de la expresión de las potencialidades humanas a través de la música, ejercicios de comunicación en grupo y vivencias integradoras.

Está organizado según un modelo teórico y estructurado a través de un conjunto de ejercicios en los cuales el movimiento, la música y las situaciones de encuentro generan oportunidades para la evolución.

La Biodanza se estructura de acuerdo con un modelo científico. En él encontramos que nuestro potencial humano se desarrolla en cinco grandes líneas de vivencia: La vitalidad, la sexualidad, la creatividad, la afectividad y la trascendencia. Estas cinco líneas abarcan la totalidad de nuestra vida y su desarrollo y expresión nos indican nuestro grado de salud e integración.

Las clases están compuestas de ejercicios-danza con músicas seleccionadas. Estas danzas tienen un significado simbólico sobre nuestra vida, tienen la capacidad de modificar nuestra “danza existencial” y rescatan de ella aquellos aspectos que faltan para una expresión plena y auténtica.

Etimológicamente, Biodanza significa “danza de la vida”, entendiendo danza como movimiento pleno de sentido. Todos bailamos la danza de nuestra existencia durante la vida. Esta danza se expresa a través del cuerpo y se refleja en nuestras actividades, en nuestro estilo de vida, en nuestras relaciones y en nuestra calidad de vida.

Biodanza incorpora a nuestra danza existencial los movimientos naturales y la emoción que nos vincula a nosotros mismos, al otro, y a la naturaleza, creando una danza integrada, plena de significación, que refuerza el equilibrio orgánico, psíquico y existencial, posibilitando la expresión plena y auténtica de nuestras potencialidades humanas.

Aporta condiciones para que cada persona encuentre formas más saludables de vivir que incorporen la salud, el placer, la alegría, la creatividad en todas sus expresiones, la afectividad, la autoestima, el contacto y la comunicación.

PROPORCIONA LAS HERRAMIENTAS NECESARIAS PARA MEJORAR ASPECTOS COMO:
•LA ALEGRÍA DE VIVIR
•LA AUTOESTIMA
•LA AUTO CONFIANZA
•EL PLACER DE VIVIR
•LA CREATIVIDAD A TODOS LOS NIVELES
•UNA MEJORA DE LAS RELACIONES
•ARMONIZAR NUESTRO CUERPO
•MEJORAR LA SALUD

YOGA

Una modalidad de Yoga que nace de mi propia necesidad de parar. De escuchar mi cuerpo. De darme un respiro consciente que pueda luego llevar a mi día a día.

Un Yoga sin exigencias pues ya nos demandamos bastante en nuestra rutina de vida. Un espacio en el que el cuerpo de manera orgánica reconoce el camino y se estira, se fortalece y se expande fusionándose con el Todo. Y por lo tanto obteniendo más flexibilidad tanto mental como física.

Tras 3 años de formación en el Centro Maya de Valencia con la maestra María Medina, un ser excepcional del que aprendí todo lo que sé de Yoga,  para mi esta práctica es vital en mi día a día. Y también una manera de vivir.

Es una clase en la que las personas estresadas, que se exigen mucho a si mismas y que por momentos se sienten desbordadas quieren encontrar un oasis de paz y consciencia. Dos clases a la semana productivas para el resto de la semana.

Este es un espacio para todos los que quieren tomarse la vida según la corriente SLOW, es decir vivir escuchando los ritmos naturales de la vida.

También en estas clases descubrimos que es el Yoga no solo desde la parte física o asanas sino también desde su filosofía ancestral y práctica para nuestro día a día.